6 Ejercicios Que Puedes Hacer Con Un Silla Y Lograr Un Abdomen Plano En Pocas Semanas

Te mostrare una serie de ejercicios que te ayudarán a fortalecer los músculos del abdomen, definir la cintura y quemar grasas localizadas, utilizando una silla.

Sabemos que tener un abdomen plano no es una tarea fácil, pero con esta rutina de ejercicios lo podrías lograr, así que presta mucha atención para que empieces a tener el abdomen que siempre has deseado. ¿Quieres Saber Más? Quédate hasta el final Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

Seis ejercicios con una silla que te ayudara a lograr un abdomen plano

Mira estos 6 ejercicios con una silla que ayudaran a sentirte bien y lleno de energías, además tendrás el abdomen plano y lucirás una figura perfecta.

Sinéntate en una silla. Mantén la espalda recta, no te apoyes en el respaldo de la silla.

Coloca los pies enfrente de ti a la anchura de la cadera.

Mantén la espalda recta. Levanta la rodilla derecha y llévala hacia el pecho. Mete el abdomen mientras lo haces.

Coloca las manos sobre la pierna para estirar mejor el abdomen bajo.

Junta las piernas.

Apóyate en la silla.

Mantén la espalda recta, levanta las rodillas hacia el pecho. Mantén los músculos abdominales tensos.

Regresa las piernas a la posición inicial pero no dejes que toquen el piso.

Siéntate en la orilla de una silla, mantén la espalda recta. Apóyate en la silla con las manos.

Inclina el cuerpo hacia un lado, apoyándote sólo en un glúteo.

Junta las piernas y lleva las rodillas hacia el pecho, como en el ejercicio 2.

Regresa a la posición inicial. Repite, inclinándote hacia otro lado.

Pon los pies sobre el piso.

Extiende los brazos a los lados a la altura de los hombros.

Voltea la parte superior del cuerpo hacia la derecha, inclínate hacia adelante, tocando con los dedos de la mano derecha el pie izquierdo. Mantén esta posición.

Enderézate. Repite el movimiento, tocando tu pie derecho con los dedos de la mano izquierda.

Siéntate en la silla y apóyate con las manos en el reposabrazos.

Levanta el cuerpo, separando la cadera de la silla y los pies del piso. Al mismo tiempo, usa tu abdomen para llevar las rodillas hacia el pecho.

Mantén la posición durante al menos quince a veinte segundos, luego bájate y descansa.

Siéntate en una silla, mantén la espalda recta, no te apoyes en el respaldo. Coloca las manos detrás de la cabeza.

Levanta la rodilla derecha hacia el pecho. Al mismo tiempo, inclina el codo izquierdo hacia ella de tal forma que se toquen.

Regresa a la posición inicial. Repite quince veces.

Cambia la rodilla y el codo, haz quince repeticiones para otro lado.

Dejanos tu Comentario!